El sistema de desagüe es fundamental en cualquier edificación, ya que garantiza la correcta eliminación de aguas residuales y previene problemas de higiene y salud. Sin embargo, este sistema puede enfrentar diversos problemas que afectan su funcionamiento adecuado. Esto se debe a que un sistema de distribución de agua es muy complejo, ya que en él intervienen distintas válvulas, accesorios de latón, y fundición dúctil, tuberías y conexiones, entre otras piezas y deben estar perfectamente coordinadas, distribuidas y conectadas para que el agua fluya de forma eficaz y segura.

En este artículo, te contamos cuáles son los problemas más comunes, los tipos de cañerías existentes, cómo detectar tuberías en mal estado y cuándo es necesario cambiarlas.

¿Cuántos son los tipos de cañerías?

Los sistemas de desagüe pueden estar compuestos por diferentes tipos de tuberías, cada una con sus características específicas. Las más comunes son las de PVC, cobre y hierro fundido.

PVC

Este material es muy utilizado debido a su resistencia a la corrosión, ligereza y facilidad de instalación.

Sin embargo, puede ser menos duradero en entornos muy calientes o expuestos a la luz solar directa. Se suele ser en estos casos:

  • Desagües de aguas residuales domésticas: para transportar aguas residuales desde los lavabos, duchas, bañeras, inodoros y otros accesorios de plomería hacia el sistema de alcantarillado o la fosa séptica.
  • Desagües pluviales: para recoger y canalizar el agua de lluvia desde los tejados y superficies impermeables hacia los desagües pluviales, sistemas de alcantarillado pluvial o áreas de infiltración.
  • Desagües industriales y comerciales: para transportar aguas residuales y aguas pluviales en sistemas de drenaje más grandes y complejos, como en fábricas, almacenes, centros comerciales y áreas industriales.

Cobre

Las tuberías de cobre son duraderas, resistentes a la corrosión y pueden soportar altas temperaturas. No obstante, son más costosas que las de PVC y requieren de una instalación profesional.

¿Dónde suelen utilizarse?:

  • Desagües de sistemas de fontanería residencial: en algunas viviendas, especialmente en aquellas con sistemas de fontanería más antiguos, se pueden encontrar tuberías de cobre que transportan aguas residuales desde lavabos, duchas, bañeras y fregaderos hacia el sistema de alcantarillado o la fosa séptica.
  • Desagües de sistemas de fontanería comerciales e industriales: en algunos entornos comerciales e industriales, especialmente en aplicaciones donde se requiere una alta resistencia a la corrosión y una durabilidad excepcional, las tuberías de cobre pueden utilizarse en sistemas de desagüe para transportar aguas residuales y aguas pluviales.

Hierro fundido

Aunque muy resistentes y capaces de amortiguar el ruido del flujo de agua, estas tuberías son pesadas, difíciles de instalar y pueden corroerse con el tiempo. Lo ideal es utilizar tuberías de fundición dúctil, ya que ofrecen una serie de ventajas significativas en comparación con otros materiales utilizados en sistemas de agua y alcantarillado.

Su principal ventaja radica en su alta resistencia y durabilidad, lo que les permite soportar cargas pesadas, presiones internas y externas, así como resistir la corrosión y la abrasión. Además, las tuberías de fundición dúctil son flexibles y pueden adaptarse a terrenos irregulares sin riesgo de roturas. Su larga vida útil y bajo mantenimiento las convierten en una opción rentable a largo plazo.

Siguiendo con las tuberías de hierro fundido, se pueden ver en:

  • Desagües de sistemas de alcantarillado urbano: en redes de alcantarillado municipales para transportar aguas residuales y pluviales desde edificios y viviendas hacia las plantas de tratamiento de aguas residuales o los cuerpos de agua naturales.
  • Desagües de edificios residenciales: en muchos edificios residenciales antiguos, especialmente en áreas urbanas, se pueden encontrar sistemas de desagüe de hierro fundido que transportan aguas residuales desde lavabos, duchas, bañeras y fregaderos hacia el sistema de alcantarillado municipal.
  • Desagües de sistemas comerciales e industriales: en entornos comerciales e industriales, las tuberías de hierro fundido se utilizan en sistemas de desagüe para transportar aguas residuales, aguas pluviales y efluentes industriales de manera eficiente y segura.
sistema de desagüe

¿Cómo saber si las tuberías están en mal estado?

Identificar tuberías en mal estado es crucial para prevenir averías mayores. Suele ocurrir que, además de las tuberías, alguno de los otros componentes de la red de abastecimiento se deteriore; por ejemplo válvulas, accesorios de unión y accesorios de fundición dúctil, bridas de acero, y accesorios y válvulas de latón. Así que lo que hay que realizar es una revisión completa para detectar todas aquellas piezas que están impidiendo que el buen funcionamiento del sistema.

Algunas señales de alerta incluyen:

Ruidos inusuales

Sonidos de golpeteo o burbujeo pueden indicar aire atrapado o bloqueos en las tuberías.

Malos olores

Los olores desagradables suelen ser signo de acumulación de residuos o problemas en el sistema de ventilación del desagüe.

Humedad o filtraciones

La presencia de humedad en paredes o pisos puede ser indicativo de fugas en las tuberías.

Inspección profesional

Ante estas señales, es recomendable realizar una inspección profesional. Los expertos pueden utilizar cámaras de inspección para evaluar el estado interno de las tuberías y determinar la gravedad del problema.

sistema de desagüe

¿Cómo saber si hay que cambiar las tuberías?

Cambiar las tuberías de un sistema de desagüe es una decisión importante que depende de varios factores, como la edad del sistema, el material de las tuberías, y los problemas identificados durante las inspecciones.

Edad del sistema

Las tuberías tienen una vida útil estimada. Por ejemplo, las de PVC pueden durar hasta 100 años, mientras que las de cobre y hierro fundido pueden superar los 50 años con el mantenimiento adecuado.

Frecuencia y gravedad de las reparaciones

Si las reparaciones son cada vez más frecuentes y costosas, podría ser más económico reemplazar el sistema.

Déjate asesorar por un especialista que revise a fondo el estado de las instalaciones y te de una recomendación clara sobre qué reparaciones o piezas hay que sustituir o renovar.

Consideraciones para la renovación de las tuberías

Antes de proceder con el cambio de tuberías, es fundamental considerar el impacto de la obra en la vida diaria y el presupuesto disponible. La renovación puede ser una oportunidad para mejorar el sistema de desagüe, adaptándolo a las necesidades actuales de la edificación y utilizando materiales más duraderos y eficientes.

El mantenimiento preventivo y la atención a las señales de advertencia pueden prolongar la vida útil de las tuberías y prevenir problemas mayores. Sin embargo, cuando los problemas son persistentes o el sistema ha alcanzado su vida útil estimada, cambiar las tuberías y accesorios puede ser la decisión más acertada para garantizar el buen funcionamiento del sistema de desagüe.

En todo lo que podemos asesorarte y ayudarte en General de Fundición, como especialistas en accesorios de unión y reparación de tuberías que somos, lo haremos con la mayor confianza y cercanía posibles. Te ofrecemos una gran variedad de productos de la mejor calidad, echa un vistazo a nuestro catálogo y contacta con nuestro equipo.